Carito nos ha escrito

Su historia,  que hoy tiene a bien compartirnos probablemente se parece en mucho a miles de historias

Nos resume el trance afrontado en su momento y la sabia como hidalga decisión asumida, apostar por la vida,  que personalmente felicito y aplaudo compartiéndola con nuestra mayor comunidad de lectores que accedieron a los comentarios a nuestro artículo “MADRE O PADRE DE MADRE – ADOLESCENTE : Por favor, lee estos artículos y comentarios…”

Su experiencia nos da por pagados en nuestra propuesta emprendida.

Todos los éxitos del mundo para ti Carito, tu esposo y tu bella bebé.

“Hola que tal, bueno yo les quiero contar mi historia,

la verdad no estoy muy orgullosa de mi, pero ahi les va,

cuando falleció mi abuelito paterno, me sentí muy mala, sentí que el mundo se me venía encima, ya que amo mucho a mis abuelitos,

 bueno entonces me fui al medico y me hicieron un montón de chequeos, nunca dieron con mi embarazo hasta que me sacaron una ecografía, ahi me enteré que tenía 6 semanas de embarazo,

 a lo cual me sentí terrible, al salir del hospital lo único que atine a decirle a mi padre que el mádico no me dió mi resultado ya que lo adherían a la historia,

lloré, grite, me sentí demasiado mal conmigo misma, llamé a todos los números que decian que interrumpian el embarazo, llegué a ir a un medico, al cual nunca regresé, me dió demasiado miedo, nunca decía nada a nadie,

solo al papá de mi hija, el cual es mi actual esposo, el se alegró mucho pero yo no porque quería terminar mi carrera y veia mi fututro diferente,

y bueno cuando cumplí los 8 meses de gestacion, recien les dije a mis padres por telefono que estaba embarazada,

se querian morir, me llegaron a botar de la casa, lo cual mi abuelita materna no permitió y me alojó en su casa,

luego me apoyaron y me dijieron que porque lo habia hecho,

pero bueno que solo me cuide,

a las 3 semanas nació mi hija, es una niña encantadora ahora ya tiene 6 meses, es el rayito de luz que me alumbra al despertar, no saben lo hermoso que es tenerla,

 pero cada dia pienso enque no quería tenerla y no saben como me arrepiento, y ahora que la veo a mi lado, que le doy pecho, es la sensación mas linda del mundo,

 asi que pongan fuerzas y sigan adelante, que un hijo no nos acaba el mundo,

mas bien nos da mas fuerzas de seguir y demostrarles a todos que podemos y que seremos mejores cada dia por esas pequeñas manitos que nos acarician cada dia, besitos…”

Carito

RICARDO PERCY AYALA GORDILLO

30 Noviembre 2009

Categoría Derecho de Familia/Madre Adolescente